domingo, 3 de junio de 2018

Tres poetas extremeños. Tres extraordinarios libros

Por segundo año consecutivo, no he pisado la Feria del Libro de Madrid. Quizá sea porque tengo toda una pila de lecturas atrasadas, que día a día se incrementan, por cierto, o porque mi oferta literaria personal se encuentra, si me permiten el anglicismo, en stand by, con dos libros que aguardan ser publicados y otro en pleno proceso de cimentación. Se acerca no obstante el verano, estación a la que se le suponen minutos de tiempo libre y promesas de laxitud que permitan abordar cuantas empresas han quedado pendientes y apuntalar las que ahora solo son proyectos de cara a los próximos meses. 

Como uno es lector incorregible de poesía, celebro con satisfacción los nuevos títulos de dos autores extremeños amigos, magníficos poetas, y que siempre es un gusto leer. Me refiero a los flamantes poemarios "Esperando las noticias del agua", de Basilio Sánchez, que acaba de publicar Pre-Textos, en la colección "La Cruz del Sur", y "Micrografías", de Irene Sánchez Carrón, que se incorpora a la colección "Visor", tras haber obtenido el XVI Premio "Emilio Alarcos". Ambos libros, que ocupan ahora mi mesita de noche, dicen mucho de la madurez de sus autores, del discurso medido y reflexivo que destilan sus versos, cargados de  cotidianidad, donde la mirada del poeta engendra palabras que dicen mucho de sí mismo, del mundo que le rodea, de la impronta del tiempo sobre las cosas. Es una lectura de la complicidad, donde el lector se impregna de un mensaje cercano, fácil de asumir como propio, donde el idioma discurre igualmente próximo, con la elegancia y mesura a la que estos autores nos tienen acostumbrados. 



Basilio Sánchez (Fotografía Wikipedia)



Irene Sánchez Carrón (Fotografía Jorge Rey)

En este repaso de las nuevas publicaciones de autores extremeños, no podemos olvidarnos del último libro de otro extraordinario creador, José Antonio Ramírez Lozano, también en Pre-Textos; "Epifanías". Muy diferente en planteamiento, construcción y contenido poético respecto de los anteriores, articula el poeta su verbo en torno a la experiencia de la fábula, del suceso, de la anécdota, con recurso a elementos y argumentos tradicionales, no exentos de tintes culturalistas, magistralmente reconducidos al terreno de la poesía, con un lenguaje impecable, elección certera de la palabra precisa en cada caso, y un inequívoco zarpazo moralizante, perfectamente ensamblado en la estructura del poema y a la medida del estilo que caracteriza al autor.  


José A. Ramírez Lozano (Fotografía: Deskgram. org)

Libros que son una delicia, en definitiva, y que nos acercan a lo que entiendo debe ser la verdadera poesía.  



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.